span.fullpost {display:none;} span.fullpost {display:inline;} saber si ocupa lugar: ¿Dónde está la montaña más alta conocida?

domingo, 3 de mayo de 2009

¿Dónde está la montaña más alta conocida?


La montaña más alta conocida… está en Marte.

El volcán gigante Monte Olimpo –o Olympus Mons, en su denominación topográfica latina- es la montaña más alta del sistema solar y del Universo conocido.

Con 22 kilómetros de altura y 624 kilómetros de anchura, es casi tres veces más alta que el Everest y tan ancho que su base podría albergar cómodamente a países como Portugal o Gran Bretaña. El cráter de la cima tiene 72 kilómetros de anchura y tres kilómetros de profundidad, lo que significa que la ciudad de Londres cabría cómodamente en su interior.

Mons Olympus no se ajusta a la idea que tenemos habitualmente de una montaña. La parte superior es plana –una especie de gran llanura en mitad de un mar reseco- y sus laderas no son siquiera empinadas. Su leve inclinación de entre 1 y 3 grados harían la ascensión tan fácil que ni siquiera sudaríamos.

Tradicionalmente medimos las montañas por su altura. Si lo hiciéramos por su anchura, no tendría sentido aislar una montaña del sistema en el que están integradas. Teniendo esto en cuenta, el Monte Everest empequeñece al Olympus: es parte del colosal sistema Himalaya-Karakorum-Hindu Kush-Pamir, que se alarga unos 2.400 kilómetros sobre la superficie terrestre.

¿Y qué hay de la Tierra? Pues, en realidad, la montaña más alta no es el Everest… sino el Mauna Kea, en la isla de Hawai. ¿Cómo es eso?


Ese volcán inactivo se levanta “sólo” a unos modestos 4.206 metros sobre el nivel del mar, pero si lo medimos desde su base, en el lecho marino, entonces tenemos una longitud de 10.200 metros. Lo que ocurre es que la convención geográfica para medir montañas es tomar la altura que se alza sobre el nivel del mar. Así que mientras el Everest, se alza a 8.848 metros sobre el nivel del mar, su longitud total no es tan alta.

Medir montañas es más complicado de lo que uno podría pensar. Es fácil ver dónde acaba, pero no tanto dónde está su base. Por ejemplo, hay quien dice que el Kilimanjaro, en Tanzania -5.895 metros de altura- es mayor que el Everest porque se levanta sobre la llanura africana, mientras que el Everest no es sino una más de las muchas cimas que coronan el macizo de los Himalayas.



Otros argumentan que lo más lógico debería ser tomar la medida de la cima al centro de la Tierra. Como la Tierra no es una esfera perfecta sino que está achatada por los polos, el ecuador está 21 km más alejado del núcleo terrestre que los polos. Eso son buenas noticias para la reputación de aquellas montañas cercanas geográficamente al ecuador, como el Chimborazo en los Andes- pero también significa aceptar que incluso las playas de Ecuador son “más altas” que el Himalaya.

Por cierto, que aunque impresionantemente masivo y colosal, el macizo de los Himalayas es muy joven: cuando se formó los dinosaurios llevaban extintos 25 millones de años. Como cualquier adolescente saludable, sigue creciendo a la no muy excitante velocidad de 4 milímetros al año.

1 comentario:

JAVIER ADAN dijo...

muy interesante tu blog.